La Virgen y el Rosario, en un sueño de Don Bosco

Desde los remotos tiempos del Antiguo Testamento, Dios se sirvió en muchas circunstancias de los sueños para transmitir su voluntad a ciertas personas privilegiadas: muchos patriarcas y profetas recibieron comunicaciones divinas por medio de sueños; también a San José, esposo de la Santísima Virgen, y a San Pedro, el primer Papa, les ocurrieron hechos semejantes. […]

Continuar leyendo